catalanes.org.

catalanes.org.

Curiosidades sobre la Feria de Santa Llúcia

Introducción

La Feria de Santa Llúcia es una de las tradiciones más arraigadas en la cultura catalana. Se celebra cada año en Barcelona durante la época de Navidad y es uno de los mercados más antiguos de Europa. La feria atrae a miles de visitantes cada año que buscan productos artesanales, decoraciones navideñas y regalos únicos. En este artículo vamos a descubrir algunas de las curiosidades más interesantes sobre la Feria de Santa Llúcia.

Orígenes de la Feria de Santa Llúcia

La Feria de Santa Llúcia comenzó hace más de doscientos años, en 1786. En aquel entonces, la feria era un mercado de venta de plantas que se celebraba en la plaza de la Catedral de Barcelona. La razón por la que se eligió el nombre de Santa Llúcia para la feria es porque el día de Santa Llúcia, el 13 de diciembre, es la fecha en la que se celebra el día de la patrona de los ciegos. En la antigüedad, las personas compraban plantas en la Feria de Santa Llúcia para regalárselas a los ciegos como forma de hacer una buena acción.

El mercado como fuente de ingresos

Con el paso del tiempo, la Feria de Santa Llúcia se convirtió en uno de los mercados más importantes de Barcelona. Los comerciantes comenzaron a vender otros productos además de plantas, como decoraciones navideñas, figuritas para el Belén y artículos artesanales. Hoy en día, la feria es una fuente importante de ingresos para los comerciantes locales y para la ciudad de Barcelona.

La decoración de la feria

Cada año, la Feria de Santa Llúcia recibe visitantes de todo el mundo que se maravillan con la decoración navideña que se exhibe en la plaza de la Catedral de Barcelona. La decoración incluye iluminación especial, puestos de madera pintados de rojo y verde, y música navideña que se puede escuchar en toda la plaza.

El Belén gigante

Uno de los principales atractivos de la Feria de Santa Llúcia es el Belén gigante que se monta cada año en la plaza de la Catedral. El Belén tiene una extensión de más de 200 metros cuadrados y cuenta con más de 200 figuras y elementos decorativos. Además, el Belén está rodeado de decoraciones navideñas y plantas que le dan un ambiente mágico y acogedor.

Lo que encontrarás en la Feria de Santa Llúcia

Cuando visites la Feria de Santa Llúcia, encontrarás una gran variedad de productos para comprar. Entre ellos se encuentran las figuritas y objetos decorativos para el Belén, como estrellas, ángeles, animales, casas y puentes. También hay una gran cantidad de adornos navideños, como luces, árboles de Navidad, coronas, velas, y centros de mesa. Además, podrás encontrar productos artesanales, como artículos de cuero, cerámica, joyas, tejidos y objetos de madera.

La tradición de la caga tió

Otra de las curiosidades de la Feria de Santa Llúcia es la tradición de la caga tió, una costumbre que se celebra en Cataluña durante la época de Navidad. La caga tió es un tronco que se adorna con un gorro y una barba y al que se alimenta durante varios días con frutos secos. El día de Navidad, se coloca la caga tió en el centro de la sala y se le canta una canción popular mientras los niños lo golpean con un palo para que suelte los regalos que lleva dentro.

Cómo llegar a la Feria de Santa Llúcia

La Feria de Santa Llúcia se celebra en la plaza de la Catedral de Barcelona, en pleno centro histórico de la ciudad. Es fácil llegar a la feria a pie desde cualquier punto del centro de la ciudad, o en transporte público utilizando las líneas de metro L1 y L4 o los autobuses urbanos.

La Feria de Santa Llúcia y el turismo

La Feria de Santa Llúcia es uno de los principales atractivos turísticos de Barcelona durante la época de Navidad. Cada año, la feria atrae a miles de visitantes de todo el mundo que buscan conocer las tradiciones catalanas y adquirir productos artesanales. Además de la Feria de Santa Llúcia, la ciudad de Barcelona ofrece numerosas actividades relacionadas con la Navidad, como mercados temáticos, espectáculos de luces y conciertos de música navideña.

Conclusion

La Feria de Santa Llúcia es una tradición que se ha mantenido vigente durante más de doscientos años en la ciudad de Barcelona. La feria es un símbolo de la Navidad en Cataluña y atrae a miles de visitantes cada año. Además de ser una fuente de ingresos para los comerciantes locales, la Feria de Santa Llúcia es un lugar donde se pueden encontrar productos artesanales y decoraciones navideñas únicas. Si visitas Barcelona durante la época de Navidad, no puedes perderte la oportunidad de visitar la Feria de Santa Llúcia y conocer las tradiciones catalanas.